Ser emprendedor no es para todo el mundo

En muchos sitios encontramos información para saber cómo emprender pero también es importante saber porqué quieres o no emprender. Si no tienes un motivo de peso, puede ser que emprendas esa aventura pero que al primer obstáculo lo dejes a medio trayecto. Pues bien, además de tener un buen motivo de peso (un gran sueño u objetivo), lo primero que debes saber, si es que no lo sabes ya, es que el camino del emprendedor no es para todo el mundo. ​Uno de los motivos principales por el que no todo el mundo vale para ser emprendedor es que muchas personas necesitan sentirse seguros y percibir un salario fijo todos los meses. Por muy poco que les guste su trabajo, no les traten de las mejores maneras o estén aburrido de hacer siempre lo mismo, no se pueden imaginar una vida sin esa "estabilidad". Para ellos, vivir con la incertidumbre de que cada mes van a recibir ingresos distintos, les puede superar.

Todavía no conozco ningún emprendedor que tenga los mismos ingresos cada mes. De manera que aunque como emprendedor te asignes un salario "fijo", cada mes los ingresos irán fluctuando. Un emprendedor no sabe si ese mes va  a facturar 100 euros ó 1000 pero no le importa esa incertidumbre.

Dicho con otras palabras, la incertidumbre es el resultado de tener tu propia libertad ejecutiva. Nunca sabes lo que va a pasar. Aunque permíteme que te diga que tampoco lo sabes en un trabajo por cuenta ajena. Un día cuentan contigo y al día siguiente estás despedido... (Lo sé de primera mano...).

EMPRENDEDOR = INCERTIDUMBRE + LIBERTAD EJECUTIVA

EMPLEADO = "ESTABILIDAD" + ESTANCAMIENTO

De esta forma, emprendedor significa:

  • Trabajar duro por un sueño, sea el que sea. Reinventándote, perfeccionándote y aprendiendo a cada instante para dar forma y sentido a tu sueño.
  • Trabajar muchas horas. Más incluso que en una jornada laboral de 40 horas.  Ser emprendedor significa tener tu cabeza y tu energía siempre en lo que estás emprendiendo, con lo cual, tu figura como emprendedor está activa las 24 horas del día.
  • Estar todo el día conectado a tu proyecto. Además de estar diseñando una estructura y estar ejecutando diversas acciones, te pasas la mayor parte del tiempo planificando mentalmente nuevas estrategias que te den mejores y mayores resultados.
  • Amar la incertidumbre. Ya lo he comentado, pero el emprendedor debe amar la incertidumbre, y si no la ama, que al menos se sienta cómodo con ella.

A continuación te pongo una pequeña tabla que he diseñado para ti para que veas las diferencias positivas o menos positivas de elegir el camino de emprendedor o ser trabajador por cuenta ajena. Aquí la tienes:

12 DIFERENCIAS ENTRE EL EMPRENDEDOR Y EL EMPLEADO

TRABAJADOR POR CUENTA AJENA

1- Estabilidad por tener un sueldo fijo

2- Jornada laboral definida

3- Resultados fijos a final de mes.

4- Uno más dentro de una empresa.

5- Semi-estancamiento laboral (mismo puesto toda la vida).

6- Monotonía. Siempre las mismas funciones con pocas opciones de cambio.

7- Tranquilidad por "estabilidad" y/o "seguridad"

8- Mayor posibilidad de desconectar del trabajo una vez acabada la jornada..

9- Mayor apoyo y aceptación porque es lo tradicional.

10- Ingresos limitados porque estás acotado.

11- Estás trabajando para que otro conseguir su sueño.

12- Buscan seguridad.

EMPRENDEDOR

1- Incertidumbre. Cada mes los ingresos son distintos.

2- Trabajo duro (más horas y mayor esfuerzo)

3- Resultados a mediano y/o largo plazo.

4- Gerente o director de tu propia empresa o proyecto.

5- Crecimiento y reciclaje personal constante.

6- Amplia movilidad y perfeccionamiento en lo que más te interese.

7- Confianza en uno mismo y en su trayecto.

8- Difícil desconectar del trabajo. (Siempre estás ideando nuevos planes)

9- Contracorriente. Críticas y cuestionamientos de tu entorno.

10- Ingresos ilimitados porque dependes de ti mismo.

11- Estás trabajando para conseguir tu sueño o tus objetivos.

12- Buscas libertad.

 Como puedes ver hay una gran diferencia entre un grupo y el otro. Se puede ver que algunas son claras ventajas y otras no tanto. Cualquiera que desea trabajar por su cuenta, (porque cree en sus proyectos o desea cumplir sus sueños), debe valorar todo y sentir si le compensa el esfuerzo y el trabajo para lo que quiere alcanzar o conseguir.

En realidad no quiero desanimar a nadie, sólo quiero que se sepa el esfuerzo que requiere ver crecer algo en lo que crees, pero a la vez decirte que si es de verdad lo que deseas el esfuerzo no lo vas a sentir tan así, y va a merecer la pena. ​

Como he dicho, el camino del emprendedor no es fácil, por lo menos al principio. Tienes que ir contra muchas creencias que dicen que "eso no es un trabajo", o "eso no te va a dar dinero", o "tendrás que trabajar además en otro sitio para conseguir ingresos", o "eres muy mayor"..., o casi la más fuerte de todas..."no lo vas a conseguir".

Olvídate de todos los comentarios o creencias limitantes y párate​ a sentir si a pesar de todo lo que puedan decir, eso es lo que verdaderamente deseas para ti y tu vida. Si no te dejas llevar por esos comentarios limitantes tendrás una buena parte ganada porque estarás creyendo ciegamente en ti.

Bueno, yo tengo una buena noticia, y es que si tu crees que puedes, podrás conseguirlo. El tiempo que te lleve dependerá de muchos factores, pero lo conseguiras.

Y otra buena noticia que te puedo dar es que hay personas con muchísimo éxito, (al menos que sepamos, económico) y por los que tampoco daban un duro... Así que, si lo tienes claro, sigue adelante.​ Piensa que cada obstáculo es una oportunidad para crecer más.

"Cada obstáculo es una oportunidad para crecer más y en el camino del emprendedor tendrás que recordarlo siempre".

Click to Tweet

¡Ánimo emprendedor!​ Yo te veo por aquí la semana que viene!

¿Lo compartes?


Click Here to Leave a Comment Below

A %d blogueros les gusta esto: