QUÉ SE ESCONDE TRAS EL ÉXITO

Qué se esconde tras el éxito

¿Las personas que tienen éxito lo tienen porque tienen suerte?

A lo largo de nuestra vida muchas veces hemos oído expresiones tales como: «Bueno, es que ha tenido suerte.» «Los hay que nacen con suerte.» «Es un enchufado»...

Es posible que, incluso nosotros, hayamos sido los que hemos hecho esas reflexiones en base únicamente a la envidia o al gran resultado que una persona ha obtenido en su trayectoria.

En realidad, cómo sea que hayan llegado las demás personas a conseguir sus cargos, su dinero, su fortuna, su vida deseada... no nos incumbe. Pero, ya que estamos tan interesados, debemos saber que en la mayoría de los casos la suerte no ha sido la que ha confabulado a su favor, sino un trabajo constante, persistente y metódico que las demás personas no han visto y ni siquiera se han planteado que ese sea el germen que hizo crecer los frutos que ahora ven. Por lo general, las personas que emiten juicios hacia otras personas no se molestan en entender o averiguar qué se esconde tras ellos, en este caso, qué se esconde tras el éxito ajeno.

Un emprendedor cuando alcanza el éxito es el tipo de persona al que los demás le pueden decir que ha tenido suerte, y claro, para el emprendedor que ha sudado ríos de sangre por el camino, esas falsas afirmaciones le pueden causar dolor.

Por «suerte» estamos entre emprendedores o entre potenciales emprendedores y las cosas las tenemos que tener claras desde el minuto inicial: Para ser emprendedor se requieren unas cuantas «virtudes» que no todos están dispuestos a desarrollar.

Aquí hay una imagen que he encontrado por «casualidad» que lo viene a esquematizar muy bien.

Qué se esconde tras el éxito
  • Persistencia
  • Fallos.
  • Sacrificios
  • Decepciones
  • Buenos hábitos
  • Dedicación
  • Trabajo duro

En definitiva, en su conjunto se tratan de unos hábitos metódicos y regulares que cualquier persona que los implemente en cualquier área de su vida o en cualquier objetivo le ayudarán a acercar o materializar su objetivo. Sin embargo, teniéndolos (los puntos anteriores) como un factor fundamental en nuestra trayectoria emprendedora, si los dejamos al margen por unos momentos, nuestro éxito, o digamos mejor, la materialización de nuestro objetivo, será posible o no, dependiendo de nuestra energía y de nuestras creencias, tanto si creemos que podemos hacerlo como si creemos que somos capaces o merecedores de conseguirlo.

Dicho de otra forma:

¿A pesar de llevar a cabo todo lo anterior sigues sin tener los resultados que deseas?​

¿Crees que mereces tener éxito?

¿O crees que el éxito es para unos pocos entre los que tú no estás?​

​Son muy importantes todos los pensamientos que tengamos en nuestra cabeza, tanto nuestros pensamientos conscientes como los inconscientes. Cualquier barrera que se esconda en nuestro interior sobre falta de reconocimiento, falta de autoestima, falta de capacidad (aunque no sea real), va a verse reflejada en nuestros resultados. De manera que si eres metódico, llevas ya una larga trayectoria y aún así no consigues materializar tus objetivos, busca más allá, busca en tu interior alguna barrera inconsciente que te está poniendo el freno (o hablando de forma apropiada, busca el freno que te sirve de excusa para no alcanzar tu resultado soñado. En realidad nadie, salvo tú mismo, te puede poner el freno en nada).

Todos tenemos la capacidad de poder alcanzar el éxito, es decir, de conseguir hacer realidad nuestro sueño o nuestros propósitos. En este caso, trabajar en lo que nos apasiona y ganar el suficiente dinero como para seguir dedicándonos en cuerpo y alma a ello, además de la satisfacción de poder llegar a las personas que corresponda para que se beneficien de nuestra labor.

Pero para alcanzar el éxito debemos tener claro cuál es nuestro concepto de éxito, y es que para cada uno de nosotros el éxito tiene que tener su propio significado.

Igual que algunas personas que nunca han sido ni pretenden ser emprendedores (y, por tanto, no saben el esfuerzo qué hay detrás de un proyecto emprendedor), se quedan con que «la suerte» ha sido lo que ha llevado a alguien a tener éxito, triunfar o destacar, para alguien que se queda con una definición de «éxito» como aquella acción que les hace ser muy conocidos y ganar cuantiosas sumas de dinero, también estarían ante una definición escasa y artificial.

Aprende a definir lo que es para ti el éxito

Pregúntate qué es el éxito para ti, es decir, lo que a ti te daría la felicidad. A lo mejor no necesitas ser millonario para sentirte afortunado. A lo mejor tu felicidad radica en llegar a cientos o miles de personas y para ti eso tiene un gran precio. A lo mejor tu felicidad se encuentra en poder pasar más tiempo con la familia o con los amigos, o incluso en tener tiempo para viajar y para eso tampoco necesitas tener ingentes sumas de dinero.

De manera que define el éxito, lo que a ti te facilitaría llevar el estilo de vida que tú deseasY cuando lo consigas y la gente te diga que has tenido suerte tú les puedas decir: «emprende para que tú puedas tener tu propia suerte».

Céntrate en tu proyecto

Posiblemente aquellos que acuden a decir que otro ha tenido suerte es porque tiene cierta envidia, porque su vida o su profesión no le satisface por completo. En ese caso solo hay una solución: Si no te gusta tu vida, cámbiala.

Si no haces nada por mejorarla no te quejes. Si no haces nada por mejorarla no difames el buen trabajo de los demás o el éxito de los demás.

Estamos de acuerdo en que hay personas que llegan a alcanzar su sueño a base de emplear prácticas de dudosa ética, pero no estamos aquí para juzgar a nadie sino para dar ejemplo. Tú no sabes lo que hay detrás del éxito de otra persona, dar rienda suelta a los chismorreos lo único que nos dice es que no estamos centrados en nosotros mismos sino en compararnos, en las envidias, en los complejos.

Si tienes un proyecto, cuanto más centrado estés en él, mejor para ti, para tu proyecto, para tus resultados y para tu público.

Céntrate en dar lo mejor de ti mismo y recibirás cuanto necesites para que tu proyecto salga adelante con éxito. Agradece lo que tienes, lo que ya hayas conseguido, los pasos que hayas dado, la gente que hayas encontrado por el camino, a cuantos hayas ayudado por haber confiado en ti, reconoce tu trayectoria y no sentirás ni te afectará que otro haya llegado antes que tú a un sitio parecido al que tú a priori deseas llegar. A lo mejor, según vas dando los siguientes pasos te das cuenta de que tu rumbo te lleva a otras experiencias más plenas y satisfactorias para ti, y sin duda, habrás alcanzado tu éxito.

Ve Contracorriente y alcanza tu sueño. ​

Si quieres saber más acerca del éxito personal te recomiendo que leas, entre otros, mi libro Contracorriente. Verás que las cosas que hacemos y las decisiones que tomamos tienen un motivo más importante y transcendental que el que podemos apreciar a simple vista. Según vayas avanzando podrás sentir como algo en tu interior te va guiando y dándote la confianza que necesitas para emprender con decisión y sin tantos lastres tu camino, tu deseo.

Contracorriente Éxito personal

http://leer.la/contracorriente


¿Lo compartes?

Puedes dejar tu comentario más abajo.

Muchas gracias y nos vemos pronto.

 

 

 

Click Here to Leave a Comment Below

A %d blogueros les gusta esto: