¿Por qué pasar el tiempo haciendo algo que no nos gusta? (¿por dinero? ¿por estabilidad? ¿porque no hay otra cosa?...)
Muchos de nosotros nos hemos gastado buena parte de nuestro tiempo buscando lo que realmente podría encajar con nosotros.
Pero, ¿Por qué aún así en muchos casos no lo conseguimos ver?
¿Acaso hay algo que nubla nuestra perspectiva de lo que realmente deseamos?
¿Alguna vez nos hemos parado a escuchar nuestros verdaderos anhelos, deseos, inquietudes o sueños?
Posiblemente hayamos hecho estas reflexiones en más de una ocasión…

En muchas ocasiones nos ocurren cosas que no sabemos explicar, situaciones que nos causan dolor porque no las entendemos. Incluso llegamos a echar la culpa al destino de nuestra desgracia o nuestra infelicidad, de nuestra enfermedad o la de algún ser querido, de nuestras carencias o limitaciones.
Pero, ¿qué pasaría si todo eso es un regalo que se va transmitiendo de generación en generación para sanar a alguien más que a nuestros ancestros?
¿Qué pasaría si nuestras experiencias fueran el fruto de experiencias pasadas, de nuestra memoria transgeneracional?
¿Qué pasaría si las dolencias físicas trajeran un mensaje que se puede biodescodificar?

Más de la mitad de las personas adultas en España tienen sobrepeso u obesidad, y somos uno de los países con la tasa de obesidad infantil más alta del mundo. ¿Tiene todo esto algo que ver con lo que comemos?

A partir de la revolución industrial y la implantación de determinadas prácticas en el procesado de alimentos, aumentaron ciertas enfermedades como las del corazón, el cáncer, la diabetes, la osteoporosis o el Alzheimer, entre otras.
Muchos defienden que el problema está en los genes, en que comemos demasiado o hacemos poco ejercicio, o incluso, en la mala suerte. 
¿En qué influyen estos factores en las enfermedades que padecemos?