Los miedos del emprendedor

.

Miedo a hacerlo mal...

Miedo a equivocarnos...

Miedo a​ no tener resultados positivos (o los que esperamos)

Miedo al "qué dirán"​...

Miedo a fracasar...

Miedo a tener éxito...

​Bueno, como ves la forma en la que se presenta el miedo cuando estamos empezando nuestro camino emprendedor es muy amplia y variada. Son muchas caras de una única realidad, o en este caso, de un único problema. El miedo a nuestra capacidad de conseguir las cosas, o mejor dicho, miedo a nuestra capacidad creadora.

Durante mucho tiempo hemos estado aprendiendo a ser lo que otros desean que seamos. Se nos educa en el colegio para ser de una determinada manera, con unos determinados pensamientos y formas de actuar. Por lo general, si te sales de esos esquemas mostrando tu libertad de ser libre pensador, o de atreverte a expresar tu creatividad, una gran parte de la sociedad te pone en una picota, donde primero te cuestionan, luego te critican y dependiendo de cómo siga tu evolución, o te ignoran por completo o (contra todo pronóstico), si te “pones de moda”, te alagan...

De esa forma, las personas que estamos tratando de hacer otra realidad para nuestra propia experiencia, a veces nos vemos sometidos a mucha presión, ya que a nosotros mismos nos da miedo salirnos de los esquemas en los que tanto tiempo hemos estado y de los que hemos sido tantas veces partícipes.

El camino del emprendedor suele ser, sobre todo, un camino de desarrollo personal constante.

Para ser emprendedor necesitas estar dispuesto a hacer cambios en tu vida y en tu forma de ver las cosas.

La mayoría de nosotros, por no decir todos, cuando empezamos el camino de emprendedor nos encontramos con nuestros propios muros, y esos son los miedos. Miedos que se reflejan en muchas y variopintas situaciones a las que nos debemos enfrentar sin dejar que nos arrollen.

Nuestro propio boicot a la hora de empezar algo y dejarlo a medias es una de las primeras barreras con las que nos enfrentamos. A partir de ahí, si no desistimos en el empeño de conseguir aquello que deseamos y sentimos, es cuando aparecen todas esas otras formas de representación que tiene el miedo. Miedo al qué dirán, miedo a no hacerlo bien, miedo a las críticas, miedo a no gustar, miedo a fracasar, o incluso miedo a triunfar.

A lo largo de nuestro camino de emprendedor aparecen todos ellos. Más suaves o más contundentes, pero de alguna forma están presenten.

Pero estamos aquí para irlos superando todos, de manera que...

¡¡Que digan lo que quieran!!

Es muy fácil criticar. En este país tenemos la mala costumbre de criticar a las personas que buscan cumplir su sueño. La cosa se empeora cuando son capaces de conseguirlo, ya que automáticamente pensamos que ha estafado, robado o engañado a alguien para conseguirlo. Por lo general, no nos alegramos por el bien o el progreso ajeno, y es que en el fondo es una pura y simple ENVIDIA.

Creo que la envidia puede llegar a ser la antesala a la depresión...

Dicho esto, te diré que para mí hay dos tipos de envidia. Una, la que provoca en una reacción positiva y la otra la que provoca una reacción negativa.

  1. ​La primera, además de provocarnos la alegría por la otra persona nos activa para perseguir nuestra propia felicidad. Ves a otra persona dichosa por algo de lo que está disfrutando y automáticamente tu energía se pone en marcha para alcanzar eso con lo que siente que va a ser dichoso.
  2. La segunda además de provocar enfado y rechazo, impulsa a la crítica. Y es porque muchas veces las personas que critican algo de otras es porque ellas están deseando hacer lo mismo o algo parecido, pero, por lo que sea, o no se atreven, o les da vergüenza, o se les escapó su tren... En este caso, yo defino esta envidia como <<la creencia de ser incapaz de hacer algo, o por miedo, o por “aparentes limitaciones”>>.

¡¡Las críticas son un indicador de tu avance!!

Al margen de por qué surgen las críticas, yo me quedo con que son algo positivo, ya que nos están diciendo que vamos por buen camino.

"Cuando te encuentres en el lado de la mayoría, es el momento de parar y reflexionar"

Mark Twain​

Nuestras actitudes, y nuestra energía en general, no deja indiferente a los que nos rodean. No es que nos queramos crear enemigos allá donde vayamos, más bien es todo lo contrario. Y por eso tenemos que tener una cosa clara desde este momento NO VAMOS A GUSTAR A TODO EL MUNDO. De manera que, a quienes guste nuestro trabajo nos seguirán ,porque empatizarán con nosotros y con lo que tenemos que aportar. Y a quienes no gustemos, nos criticarán o, simplemente, nos dejarán de lado. Pero no pasa nada. Simplemente, por la vibración que tú emitas, por resonancia, llegarán a ti las personas que deban llegar.

¡¡Miedo por falta de confianza!!

El miedo al fracaso o el miedo a no hacerlo bien, yo lo veo como la falta de confianza en nosotros mismos. Por el motivo que sea, dudamos de lo que podemos dar o aportar a los demás, y por eso, nos da miedo. No actuamos desde el corazón sino desde tratar de encajar una vez más. Tratar de satisfacer a todos, y ya sabemos que eso no es posible. De manera que cuando hacemos y creamos desde nuestro corazón, el fracaso no va a estar presente, el miedo desaparece porque estamos vibrando y actuando para el beneficio común e individual.

¡¡Los "errores" no existen!!

Hay una pequeña salvedad en la que tenemos miedo a hacerlo mal, pero está justificada. Y es cuando nos hemos tirado a la aventura sin haber asentado las bases de eso que queremos hacer. Pero bueno, aún así, en ese caso tampoco pasa nada. Esa experiencia nos va a traer un aprendizaje, porque ¡SEÑORES, LOS ERRORES TAMBIÉN SON POSITIVOS!!! Nos traen experiencia, crecimiento, aprendizaje...

¡¡Crecer con intenciones positivas!!

​Por ultimo, cuando tenemos miedo a triunfar, realmente tenemos miedo a nuestra capacidad creadora, porque si triunfamos nos estamos mandando el mensaje de que podemos hacer y crear cualquier cosa, y por tanto, nuestra realidad depende únicamente de nosotros. Ni de la mala suerte ni del azar. De manera que saber que podemos tener lo que queramos, y crear lo que creamos, nos ayudará a perder el miedo al éxito.

Si como decía antes, creamos desde la intención de hacer el mayor bien a la mayor cantidad de personas posibles, en miedo también va a desaparecer. Creamos con intenciones positivas y si deseamos hacer lo mejor para el beneficio colectivo e individual no nos va a dar miedo crecer. ​

Todos podemos hacer y crear cualquier cosa, por tanto, nuestra realidad depende únicamente de nosotros mismos.

Click to Tweet

Para finalizar, si tienes alguna duda o tienes alguna sugerencia puedes dejar un comentario más abajo o mandarme un email a hola@trabajobbie.com. Desde mi modesto conocimiento trataré de ayudarte en lo que me sea posible.

Nos vemos pronto!​


Trabajobbie, compartir y crecer juntos!!

Click Here to Leave a Comment Below

A %d blogueros les gusta esto: