Cuándo hacer el depósito legal de nuestro libro

¿Debo hacer el depósito legal?

Somos muchos los escritores que nos autoeditamos y, ya sabes lo que eso significa, que somos como Juan Palomo... Tenemos que ir aprendiendo a hacer de todo y entre esas funciones tenemos que saber si estamos cumpliendo con la ley o no, si tenemos obligaciones o no,  y, en cualquier caso, saber cómo hacer las gestiones que nos corresponda hacer.

A parte de registrar la obra (que éste sería un trámite más que para cumplir con la ley para cubrir nuestra tranquilidad personal), estaríamos hablando del depósito legal para nuestra obra.

​Muchas veces pensamos que por ser autoeditados estamos a salvo de tener que cumplir con este requisito, pero no siempre es así. Básicamente, si deseamos comercializar nuestro libro en distintos puntos de venta físicos, entonces sí necesitaremos hacer el depósito legal.

¿Qué es el depósito legal?​

El Depósito Legal tiene por objeto preservar el patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital. Es por esto que recoge ejemplares de todo tipo de publicaciones reproducidas en cualquier clase de soporte, destinadas por cualquier procedimiento a su distribución o comunicación pública, sea ésta gratuita u onerosa.

​Según dice la biblioteca nacional española:

"El depósito legal es la obligación, impuesta por ley u otro tipo de norma administrativa, de depositar para una o más bibliotecas ejemplares de las publicaciones editadas en un país".

"El depósito legal tiene como objetivo la recopilación del patrimonio cultural e intelectual de cada país, con el fin de ponerlo a disposición de los ciudadanos. Se trata, pues, de un medio que garantiza la conservación de toda la producción editorial y debe ser contemplado como un bien democrático que asegura a los ciudadanos de hoy, y a las generaciones futuras, el acceso al legado intelectual con fines de información e investigación".

Obras que deben cumplir con el deposito legal

Todas las obras bibliográficas, sonoras, visuales, audiovisuales y digitales, producidas o editadas en España, por cualquier procedimiento de producción, edición o difusión y distribuidas en cualquier soporte, tangible o intangible.

Depósito legal según cada Comunidad Autónoma

"Tal como prevé la disposición final segunda, Habilitación normativa, las Comunidades Autónomas deberán dictar las disposiciones reglamentarias necesarias para el desarrollo de la Ley de Depósito legal. En ella deberán establecer los procedimientos de gestión para la aplicación de la Ley 23/2011, así como sus centros de depósito, las oficinas de depósito legal, y sus centros de conservación, las bibliotecas y otros centros que conservarán y difundirán lo ingresado por depósito legal. Estas disposiciones reglamentarias deberán fijar qué es objeto de depósito legal para la Comunidad en el marco establecido por la Ley de Depósito legal. Hasta la promulgación de estas normas, seguirán vigentes las disposiciones normativas comunitarias anteriores en todo lo referente a los aspectos no desarrollados en la misma."

"La disposición final tercera fija también la aprobación de un Real Decreto de Constitución del depósito de las publicaciones electrónicas. En tanto este Decreto no esté aprobado la responsabilidad de los editores de recursos en Internet en relación a su depósito no será de aplicación".

Depósito legal en la Comunidad de Madrid

Como vemos, cada Comunidad Autónoma tiene su propia forma de gestionar el Depósito Legal, de manera que, nos tocará acogernos a lo que marque nuestra comunidad.

En la página web de la Comunidad de Madrid podrás descargar el impreso o la solicitud para poder hacer el depósito legal.

    ¿Quién está obligado a solicitar el número de depósito legal?

    Están obligados a solicitar el número de depósito legal los editores (en este caso nosotros si somos escritores autopublicados) de una obra publicada en un formato tangible.

    Impresión bajo demanda excluido

    Muchos de los autores autopublicados lo hacemos a través de Amazon y/o Createspace. En este caso no sería necesario hacer el depósito legal, ya que las publicación de impresión bajo demanda quedan excluidas.

    Ahora bien, si deseamos comercializar los libros que imprimimos en Createspace  en algún punto de venta del territorio nacional (por supuesto con nuestro ISBN sacado en la agencia ISBN), sí deberemos hacer el depósito legal. ​

    ¿Cuál es el procedimiento a seguir?

    Como somos escritores autoeditados o autopublicados, nosotros mismos deberemos formular la petición de número de depósito legal antes de realizar la impresión o la producción de la obra. Este paso se puede hacer por internet.

    ¿Cuántos ejemplares se deben entregar?

    Una vez terminada la obra de la cual se va a hacer el depósito legal, se dispone de dos meses para hacer el depósito, antes de ser distribuida o vendida, y se entregarán 3 ó 4 ejemplares, según el tipo de libro escrito.

    • Cuatro ejemplares de los libros editados en papel (excepto libros de texto desde educación infantil a bachillerato).
    • Tres ejemplares de los libros de texto de Educación Infantil, Primaria, Secundaria obligatoria, Bachillerato y de los de enseñanza de Formación Profesional.
    • Tres ejemplares para el resto de obras impresas.

    ¿Dónde quedarán guardadas mis obras?

    Según las leyes (Ley 23/2011 de 29 de julio de 2011, Ley 5/1999 de 30 de marzo, y Decreto 136/1988 de 29 de Diciembre), los libros se almacenarán en la Biblioteca Nacional de España, la Biblioteca Regional de Madrid y la Biblioteca Pública del Estado en Madrid.

    Si lo deseas puedes dejar tu comentario más abajo.

    ¡Nos vemos pronto!​


    Trabajobbie, compartir y crecer juntos!!

    Click Here to Leave a Comment Below

    A %d blogueros les gusta esto: